Skip to content

La importancia estratégica de la comunicación interna en tiempos de crisis

Comunicación interna

El 2020 podría definirse, entre otras cosas, como el año de la agilidad en la toma de decisiones y en la comunicación dentro de las empresas. Debido a la situación de pandemia, hemos vivido cambios constantes y rápidos en la forma de trabajar, y no siempre es fácil hacer llegar la información precisa en el tiempo adecuado a todos los colaboradores de nuestro negocio. En este artículo veremos la importancia de contar con una estrategia óptima de comunicación interna no solo para transmitir la información puntual relevante, sino para transmitir también los valores de nuestra empresa.

La comunicación interna en el contexto actual

Toda la sociedad se ha tenido que adaptar a cambios y novedades que han afectado a numerosos ámbitos de nuestra vida. Según se han ido desarrollando los acontecimientos relacionados con la pandemia, hemos tenido que adaptarnos a nuevos hábitos tanto en lo personal como en lo profesional.

Con los cambios de normativa, muchas empresas han tenido que transmitir e implementar entre sus colaboradores medidas de protección y seguridad que se han ido actualizando cada poco tiempo.  Pero también se han tenido que comunicar a nivel interno algunos cambios de gran relevancia, como modificaciones de horarios, aplicación de ERTEs o la integración del teletrabajo como algo habitual. En este sentido, las empresas que ya contaban con una estrategia de comunicación interna habrán notado ventaja respecto a aquellas que se han visto forzadas a improvisar en función de los cambios puntuales. 

Además de proporcionar la información necesaria, la comunicación interna es una herramienta eficaz contra los rumores que puedan correr a nivel interno y externo, como alteraciones de jornadas, cambios de personal, e incluso asuntos económicos desfavorables que se leen a diario en la prensa. En una época de constantes incertidumbres, una buena estrategia comunicativa es vital para combatir cuestiones de este calado que puedan afectar el ambiente dentro de la empresa.

Una herramienta útil para reforzar los valores de empresa

Más allá del contexto actual de pandemia, la comunicación interna es y seguirá siendo de gran valor para transmitir todas aquellas acciones cotidianas que pueda crear vínculos entre la empresa y sus colaboradores. Existen múltiples formas de lograr este objetivo: no se debería limitar al envío de un boletín interno, sino que puede servir también para dar voz a todas las personas que integran nuestra compañía a través de encuestas o abriendo vías para canalizar sugerencias.

Del mismo modo, la información que transmitimos a nuestros colaboradores no debería limitarse a los cambios que afecten directamente a su trabajo, sino que resulta una oportunidad excelente para transmitir valores de la empresa y reforzar sentimientos de pertenencia y compromiso. A través de una revista interna, podemos hacer partícipe al equipo de las acciones de marketing, de los logros alcanzados, y de asuntos que reflejen los valores de la empresa (sostenibilidad, implicación en causas solidarias, políticas de inclusividad, etc.). De esta forma, la comunicación interna puede resultar de gran valor como parte de la responsabilidad social corporativa de la empresa, ayudándonos a generar una relación empática y transparente con los colaboradores.

Además de transmitir los valores de empresa mencionados, la comunicación interna también puede servir para reforzar la relación y cohesión entre los colaboradores, sobre todo en un contexto en el que se ha visto reducido el contacto personal entre miembros del equipo. 

Claves para una comunicación interna efectiva

La estrategia de comunicación interna no debería ceñirse a los momentos de crisis, pero es cierto que es en estos escenarios cuando surgen oportunidades de cambios. La necesidad de transmitir novedades a nuestros colaboradores durante la situación derivada del COVID-19 puede servir como un estímulo para sentar las bases de una comunicación interna constante. Esta constancia es precisamente una de las claves que marcan la diferencia entre una forma de actuar reactiva y una buena estrategia de comunicación interna. 

Existen 2 elementos esenciales a tener en cuenta a la hora de implementar la estrategia de comunicación interna: qué tipo de contenido vamos a generar y cuáles son los canales o formatos que vamos a utilizar.

La clave reside en ofrecer un contenido de calidad que no se limite a cumplir, sino que sea relevante y esté presentado de forma profesional y acorde con la imagen de la empresa. La creación de contenido corporativo requiere contar con un buen equipo de redacción, edición, diseño gráfico, fotografía, traducción y maquetación, tanto si se crea un equipo de colaboradores como si se externaliza la gestión de los contenidos.

Existen múltiples formatos que podemos utilizar en función del objetivo que busquemos. Las publicaciones en papel siguen resultando una buena elección para una lectura más reposada, crear una comunicación anual, dar un punto de prestigio a la publicación o crear en algún momento un mensaje de impacto, ya que el soporte en papel permite ser creativo con las texturas, colores o formas.

Por otro lado, si lo que buscamos es inmediatez o transmitir información con una mayor frecuencia, podemos optar por newsletters o revistas digitales. Este formato permite realizar adaptaciones hasta el last minute, lo que resulta esencial en situaciones de crisis con cambios constantes. Pero más allá de su inmediatez, ofrecen mayor dinamismo e interacción gracias a la posibilidad de incluir vídeos, encuestas interactivas o gráficos con animaciones. Por todo ello, las revistas digitales se han convertido en un canal de comunicación interna al alza, ya que canalizan los mensajes de manera impactante e inmediata y nos ayudan a recopilar información y opiniones de nuestros colaboradores.

No todas las empresas cuentan con experiencia o recursos internos para gestionar la comunicación interna de forma regular y constante, por lo que la externalización puede resultar una opción eficaz. A partir de la estrategia y mensajes marcados por la compañía, una empresa externa de confianza puede realizar de manera integral la creación de los  contenidos y su publicación en los canales más adecuados. 

En CeGe trabajamos para empresas referentes de diversos sectores con un equipo interno profesional de redacción, fotografía, diseño, revisión, traducción, maquetación y producción,  con amplia experiencia en comunicación interna y en comunicación corporativa, y con una estructura preparada para desarrollar contenido de forma ágil y efectiva.

¡Los comentarios están cerrados para este artículo!

Sobre el Blog

Escribimos sobre servicios y soluciones para departamentos de marketing,  estudios de diseño y PYMES.

Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Los últimos artículos publicados

Subscríbete a nuestro blog

Te enviamos una vez al mes un email con nuestras últimas noticias y los mejores artículos publicados.